[EXCLUSIVO] La violencia en Grand Theft Auto: una reflexión 2

Ayer empezamos el módulo de localización de videojuegos del METAV con un interesante debate: ¿influye en la sociedad la violencia reflejada en los videojuegos? ¿Pueden atribuirse a ese tipo de videojuegos matanzas como la de Columbine?

gta-v-wallpaper-624x351

Si hay un nombre ligado a este debate es Grand Theft Auto. La serie que Rockstar empezó en 1996 ha evolucionado de tal forma que ahora es capaz de presentar entornos totalmente realistas (en su última entrega, GTA V, se presenta un mundo hiperrealista basado en Los Ángeles, el norte de México y varias partes de California). GTA V , además, recaudó 800 millones de dólares en las 24 primeras horas de su puesta en venta. Actualmente tiene más de 33 millones de copias vendidas, lo que se traduce en beneficios de miles de millones de dólares.

Es entendible, por tanto, que los contrarios a la violencia en los videojuegos tengan esta serie en el punto de mira: 33 millones de personas jugando supuestamente a atropellar peatones, robar tiendas, bancos y coches no creará la sociedad idílica que queremos. Por si fuera poco, GTA V incluye una escena de tortura que no puede saltarse de ninguna manera. Vamos, que las personas encargadas de tal barbarie deberían estar en la cárcel, pensarán. El mayor enemigo declarado de la serie, el abogado de Florida Jack Thompson, ha sido el estandarte del movimiento antiviolencia en los videojuegos. Llegó a tal punto que pidió que GTA no pudiera venderse para proteger a los menores estadounidenses (el resto daría igual). Los medios se hicieron eco de la polémica, mostrando el lado más perverso del juego. Cuando había una matanza o similar, se decía que el asesino jugaba a videojuegos, como si eso fuese el detonante de su comportamiento. Muchos incluso hicieron investigaciones al respecto, intentando relacionar los videojuegos con la conducta psicopática. El editor de Machinima Ben Buja hizo un vídeo de comedia burlándose de la imagen que los medios estaban dando del juego:

Evidentemente, ese tipo de pensamiento es falaz además de un disparate: si realmente jugar a GTA te convirtiera en un asesino psicópata entonces tendríamos un problema (bueno, en realidad tendríamos 33 millones de problemas). Por la misma regla de tres podríamos indicar que como a Hitler le encantaban los animales cualquier amante de los animales es un genocida en potencia. ¿A que ahora no parece tan lógica la falacia?

¿Cuál es el problema, entonces? Que parece que la sociedad estadounidense en particular se presta mucho a mirar para otro lado y no se da cuenta de que en realidad Grand Theft Auto es una sátira muy fina de su cultura. Critica la venta libre de armas (el nombre de las armerías, Ammunation, ya es un claro indicativo); el capitalismo desmedido; las críticas a las energías renovables (el anuncio de los pájaros y los molinos de viento); el imperialismo y las barbaridades del ejército; el patriotismo egocéntrico; la superficialidad de Hollywood; el racismo y el machismo. Curiosamente, con frecuencia la serie es acusada de apoyar precisamente lo que critica. ¿Problemas de no saber leer entre líneas?

Para muestra, un botón: este anuncio ficticio de la cerveza Pisswasser. En apenas dos minutos están todas estas ideas expuestas:

«Bueno, de acuerdo, aceptamos barco: GTA es una sátira. Pero, ¿y la escena de la tortura, qué?» Debo reconocer que a mí me resultó tan desagradable que se la tuvo que pasar mi novio, pero Rockstar ha dado también una explicación a la polémica: la escena no es más que otra crítica a la práctica estadounidense de torturar prisioneros para sacarles información, con la que demuestran que ese tipo de violencia es gratuita e innecesaria. Aun así, yo personalmente habría dado la opción de poder saltar esa escena, aunque entiendo que buscaban causar repulsión en los jugadores para que así entendieran cómo es la tortura y que no la apoyaran tan alegremente (especialmente los jugadores estadounidenses).

También, debo admitir que el mismo Rockstar vende el juego resaltando la violencia para obtener más ventas, cosa que entiendo, pero que a mi parecer con eso no hacen más que tirar piedras en el tejado de la industria. ¿Por qué no resaltar la sátira del guión, sus personajes tan bien caracterizados, el inmenso mundo y la infinidad de posibilidades? Grand Theft Auto es un videojuego sobre gangsters, sí, y como tal va a contener violencia, pero el resto de cosas que se hacen fuera de las misiones dependen del jugador. No hay por qué atropellar peatones, ni robar coches, ni provocar caos. Y por supuesto, el hecho de que se provoque caos en un mundo virtual no quiere decir que el jugador es un psicópata que haría lo mismo en la vida real. Una persona sana distingue perfectamente realidad de ficción, y no necesita que el gobierno estadounidense le esté soplando en la oreja para recordárselo.

¿Maneras de acabar con la violencia? Pues que empiecen por prohibir la venta de armas y dejen de glorificar el uso de la violencia como solución a todos los problemas. Que promuevan la igualdad de sexos y razas. Que eduquen a sus hijos con buenos valores. Y que los padres tengan cuidado con lo que sus hijos meten en la consola: la responsabilidad de que un niño juegue a juegos de adultos es única y exclusivamente de sus padres, no de la industria.

 

2 thoughts on “[EXCLUSIVO] La violencia en Grand Theft Auto: una reflexión

  1. Jose mar 6,2014 13:51

    Buenas,
    Fan absoluto de la saga GTA desde el primero y en general de casi todo lo que saca Rockstar. Te preguntas si influye en la sociedad la violencia reflejada en los videojuegos…

    Una cosa es cierta, el GTA tiene una puntería perfecta para la parodia y los juegos han de ser vistos como una copia alterada, una caricatura de los Estados Unidos, sus vicios y sus locuras, etc. Vale, hasta ahí de acuerdo… pero una cosa no quita la otra.

    El GTA es un juego VIOLENTO que incita a la violencia y te entrega todas las armas y posibilidades para que “juegues” con la violencia a placer. No hay alternativa. Decir que fuera de las misiones “No hay por qué atropellar peatones, ni robar coches, ni provocar caos” está fuera de lugar. ¿A santo de qué vas a mantener la compostura durante tu tiempo libre en una partida cuando vienes de cumplir verdaderas atrocidades? ¿De qué sirve? ¿De verdad eres capaz de pasarte un GTA sin robar un sólo coche? ¿Acaso vas a jugar el modo historia del GTA V y dejar fuera las Masacres de Trevor en las que matas “clanes” como militares o hipsters y donde los “Tiros a la cabeza” puntúan extra?

    Estás OBLIGADO a ser violento.

    Aún así, tú misma lo dices, provocar el caos en el mundo virtual (sea el juego que sea) no te convierte en un psicópata. ¿O sí? ¿Quién sabe cómo afecta a cada uno tener que matar/torturar/robar en un juego? Hace no mucho leí que un chaval italiano apuñaló a su padre porque no le dejaba jugar tranquilo al Fifa… (http://www.20minutos.es/noticia/614407/0/playstation/videojuego/pelea/)

    Es una incógnita imposible. No se puede culpar al Fifa, igual que no se pudo culpar en su día al Final Fantasy (caso de hace unos años), igual que no se puede culpar al GTA ni al Call Of Duty hoy día. Pero tampoco se puede negar lo evidente.

    Un saludo.

  2. Beatriz Tirado mar 6,2014 14:13

    Interesante punto de vista. Yo creo que GTA es un sandbox por excelencia, y te da libertad para todo (dentro de un marco, por supuesto). En las misiones puedes decidir el nivel de violencia, aunque el acto realizado sea violento en sí. Por ejemplo, al robar una joyería puedes decidir si vas a dormir al personal con gas o si vas a entrar apuntándolos con armas. Y así con varias.

    Efectivamente, hay misiones como las “matanzas” de Trevor que consisten en eliminar a la mayor cantidad de enemigos posible, pero no olvidemos que Trevor es el único personaje que realmente es un sociópata (el resto son criminales que sólo buscan ganar dinero), y por tanto hace cosas de sociópata. En cualquier caso, son misiones secundarias que no tienes por qué hacer, no forman parte de la campaña principal. En el resto de misiones la violencia está más “objetivada” (a los enemigos los matas como medio para un fin, no por el “placer” de eliminarlos), y en ese sentido no veo diferencia alguna con juegos como Uncharted (de hecho, creo que ahí me pasaba más tiempo disparando que en GTA) al que no se califica como “violento”.

    La críticas al juego se basan sobre todo en lo que GTA permite hacer fuera de las misiones (asesinar a peatones, matar a prostitutas, etc.) y en que estas acciones se hacen en una simulación de una ciudad real. Sigo insistiendo en que hacer ese tipo de cosas no es necesario y no estás obligado a hacerlas (ni siquiera en las misiones principales te piden que mates a civiles, sólo a otros criminales como tu personaje o a policías -de nuevo, un medio para un fin-). GTA recrea el mundo real, y al igual que ahí tú puedes elegir si respetar los semáforos o no, si atropellar a gente o no, si crear caos o no. Creo que el mundo de GTA es tan inmenso y versátil que te permite pasar horas y horas sin hacer nada de eso, y yo de hecho no suelo hacerlo.

    El ejemplo que me pones del niño con el FIFA es una falacia simple: niño juega a videojuegos, niño apuñala a padre, luego los videojuegos crean comportamientos violentos (no). Correlación no implica causalidad. Y si en vez de tratarse de un videojuego se tratara de un libro dudo mucho que la prensa relacionara la lectura con la violencia, pero la falacia es la misma.

    De cualquier forma, como dije en la entrada, sí es verdad que Rockstar da herramientas para ejercer actos violentos porque la mayoría de los jugadores así lo reclama, y eso es lo que me molesta, que se destaque la violencia por encima del guión del juego, que a mí es lo que realmente me importa cuando juego a GTA V (el resto no tiene esa calidad a nivel de historia).

    Un saludo y gracias por dejarme tu opinión.

Comments are closed.