Entrevista a las primeras chicas en crear un podcast de videojuegos en España

¡Hola a todos!

Tal y como os prometí, aquí os traigo la entrevista de las chicas del Podcast de la BSAAcinco mujeres que hablan de videojuegos en un programa mensual, y las primeras españolas en hacerlo. Si queréis saber más de ellas visitad mi anterior entrada, donde encontraréis todos los podcasts que han grabado.

Advertencia: las negritas son mías.

1 – Contadme un poco quiénes sois, a qué os dedicáis y qué otras aficiones tenéis aparte de jugar a videojuegos.

ABY: Yo soy Aby, mi nombre real es María, y me dedico al mundo audiovisual. He estudiado dos ciclos: uno de Realización en Televisión y Cine y otro de Imagen (fotografía, iluminación de espectáculos, etc.) Hoy en día, acabados mis estudios, busco un huequecito como fotógrafa al otro lado del mundo; ya que se ha convertido en uno de mis hobbies y mi pasión. También me encanta el cine: por desgracia, la deformación profesional que tengo por mis estudios me ha vuelto muy criticona y especial a la hora de ver algunas películas. No veáis Man of Steel, por Dios.

ADA: Soy Ada, aunque mi nombre real es Laura. Tengo 23 años, soy licenciada en Filología Inglesa y trabajo en academias como profesora de inglés cuando puedo. Una de las cosas que más me gusta hacer es viajar, y siempre que tengo la oportunidad lo hago sin pensármelo dos veces. También me encanta ir al cine, leer, comics (manga y doy mis pinitos en el mundo del cómic americano), y el cosplay, aunque nunca puedo dedicarle el tiempo necesario. Soy muy fan también de las adaptaciones extravagantes de Shakespeare y Alicia en el País de las Maravillas :)

AMANDA: Soy Amanda, tengo 25 años (casi 26, ay) y soy profesora. En mi tiempo libre, aparte de jugar a videojuegos, disfruto leyendo, viendo películas o series (sigo demasiadas para lo que sería bueno para mí) y, cuando la inspiración acompaña, escribiendo. Me interesa muchísimo la cultura inglesa, la educación, la música (¡especialmente Los Beatles!) y soy muy fan de hacer listas para todo:)

EVE: Yo soy Eve, mi nombre real es Ana y tengo 25 años. Soy licenciada en Filología Inglesa, aunque me dedico a la traducción, mi verdadera profesión soñada. Aparte de los videojuegos, me encanta el cine y la literatura de terror (soy muy FAN de Stephen King y he leído todo lo que ha caído en mis manos de este escritor). También soy una apasionada del japonés, el anime y el manga y, aunque ya no tengo tanto tiempo como antes para dedicarle, siempre encuentro un huequecito para seguir aprendiendo japonés y leer o ver alguna serie. Cuando puedo también escribo y en estos momentos tengo un blog de traducción y uno más personal.

SERENA: Yo soy Serena, aunque mi nombre real es Laura. Soy licenciada en Filología Inglesa en búsqueda de un trabajo de traductora o tester en el mundo videojueguil. Me encanta escribir (mi sueño es publicar un libro algún día) y leer, aparte de los videojuegos. Mi tiempo lo dedico a eso y a estar con mis amigos haciendo cualquier cosa, desde ir al cine hasta jugar a rol. Me encantan los juegos de mesa y viajar.

2 - ¿Queréis trabajar en la industria de los videojuegos? Si ya trabajáis en la industria, ¿qué hacéis y cómo llegasteis hasta allí?

ABY: De la única forma de la que me gustaría trabajar en la industria sería probándolos.

ADA: No trabajo, ¡pero me encantaría! Ahí es donde tengo la mira puesta: quiero traducir videojuegos. Quiero hacer un máster relacionado con la traducción audiovisual para ir preparándome mejor, además de cursillos que he visto y probar suerte como tester de localización. Va a ser difícil, ¡pero hay que intentarlo!

AMANDA: ¡Por ahora, no tengo intención! Tengo un trabajo y estudios que poco tienen que ver con la industria, así que considero los videojuegos sólo como una parte importante de mi ocio:)

EVE: Esta historia es un cúmulo de casualidades y mucha suerte. Hace un año, Electronic Arts organizó la primera edición del EA Campus y tuve la suerte de poder participar en ella y recibir formación de tester durante tres meses. ¡Fue una de las mejores experiencias de estos últimos años! Tras acabar el Campus, empecé a trabajar como tester en EA durante el peak de verano, y este año he podido repetir de nuevo con ellos. Ser tester es muy divertido y puedes aprender muchas cosas, aunque hay que reconocer que también tiene su dificultad y hay que echarle una buena dosis de paciencia.

SERENA: Como ya he dicho, me encantaría ser traductora y el mundo audiovisual me llama mucho. Ser tester sería una pasada.

3 -  ¿Por qué sois gamers? ¿Qué os aportan los videojuegos a diferencia de otras formas de entretenimiento?

ABY: He oído a algunas personas decir que los videojuegos sólo eran un entretenimiento más, pero que no dejaban de ser una pérdida de tiempo: aunque no comparta esa opinión, me parece bastante hipócrita viniendo de personas que eran adictas a ver series de TV, en este caso al menos. Es decir, ver series de televisión, que tienen hasta diez, doce, veinte temporadas, ¿no supone una pérdida de tiempo igual que la de jugar a videojuegos? Yo digo que no. La diferencia es que cuando tú ves una película o cualquier producto de ficción te están contando una historia en el que tú eres sólo un espectador. En un videojuego, tú formas parte de ella, y es un hecho que me parece mucho más enriquecedor, aunque no me impida disfrutar de otras formas de entretenimiento.

ADA: Aunque suene redundante, soy gamer porque me encantan los videojuegos desde que tengo ocho años y siempre han estado presentes de un modo u otro en mi vida. Creo que cada medio tiene sus puntos fuertes y flojos, y los videojuegos cuentan con una baza importantísima: la implicación e inmersión del jugador en el universo. Pasamos de ser simples espectadores a tomar las riendas, dentro de los límites posibles. No es un entretenimiento pasivo. Recuerdo un monólogo de un cómico, Dara O’Briain, que decía que no puedes ser malo viendo una película o leyendo un libro, pero sí puedes ser malo jugando a un videojuego, y el videojuego te impedirá acceder al resto del contenido hasta que no superes de alguna manera el reto que te proponga. Y creo que eso es lo que hace a los videojuegos únicos: obliga  al “espectador” a participar en la acción, en la historia para poder llegar al final, y a superarse en cada nivel.

AMANDA: Pues es difícil de decir, pero supongo que llegados a este punto toca hablar un poco de la interactividad. Mis videojuegos favoritos siempre son aquellos en los que la trama tiene un peso importante, así como unos personajes interesantes y que se relacionen entre ellos e interactúen. Para mí, la magia de un videojuego es poder vivir una historia de la que prácticamente puedes formar parte; puedes hacer cosas, guiar a los personajes y vivir con ellos todo lo que está pasando. Hoy en día, incluso (y dependiendo de en qué videojuego) puedes hasta decidir hacia dónde va a ir la trama, qué va a pasar o qué va a decir el personaje principal. Es prácticamente como si estuvieras metido en la historia, y ése, creo, es el elemento diferenciador para mí en relación a una película o un libro.

EVE: Desde el primer momento en el que cogí un mando y me puse “en serio” con un videojuego, supe que aquello no era una forma más de entretenimiento. Como bien dicen mis compañeras, la principal diferencia es la inmersión que experimenta el usuario a la hora de jugar: tomas tus propias decisiones, que tienen consecuencias dentro de la trama, y en cierta manera “respiras” dentro de ese universo ficticio. No te sientas a ver qué es lo que hace tal o tal personaje; coges el mando y lo haces. De esta forma, creo que la implicación con los aspectos del juego, ya sea la trama, los personajes, el mundo, etc. es mucho mayor, y las sensaciones que experimentas de esta forma no tienen ni punto de comparación con otro tipo de entretenimiento más pasivo.

SERENA: Es difícil contestar a esta pregunta. Yo comparo mucho los videojuegos con los libros, la verdad. Me encanta leer y meterme en otros mundos, y he encontrado puertas a otros universos no sólo en los libros, sino también en el mundo del manganime o del cine. Los videojuegos son, para mí, otro modo de vivir aventuras, solo que en este caso las aventuras sí las vivo yo. Lo que me hizo gamer fue encontrar juegos con tanta historia como en cualquier otro medio y poder meterme en ellas hasta el final.

4 - Muchos dicen que los videojuegos están evolucionando hacia una forma de entretenimiento más light, y son cada vez más cinemáticos. ¿Estáis de acuerdo? ¿Cómo creéis que evolucionará la industria y cómo pensáis que debería evolucionar? ¿Qué cosas mantendríais y cuáles cambiaríais?

ABY: Yo no creo que sea así. Sí es cierto que hay videojuegos muy ligeros hoy en día, pero también están evolucionando para involucrarte más en la historia. Están saliendo muchos videojuegos que te hacen tomar decisiones, o que tus acciones o elecciones van a afectar al desarrollo de la historia (Fallout, Mass Effect, Bioshock Infinite, Skyrim), más que el hecho de desarrollar tú la historia, y que siempre sea la misma, hay muchos ejemplos en los que, cada vez que juegas a ese juego, puede ser una historia completamente distinta. Puedes elegir quién eres y cómo vas a tratar a la gente, puedes escoger tomar las decisiones que para ti sean moralmente correctas pero que te harán el camino más difícil, puedes elegir con quién te relacionas e incluso la amistad o enemistad que tienes con los personajes de tu entorno. Incluso en las escenas cinemáticas de los videojuegos, en las que tú sólo miras, están incluyendo a menudo quicktime events para que tú dejes de mirar y sigas atento a lo que debas hacer.

ADA: Está claro que si comparas los juegos de antes con algunos títulos de hoy en día, se nota ese enfoque cinematográfico y que, en muchos casos, resultan más “sencillos” de completar. También he oído hablar mucho sobre la “casualización” de los videojuegos, cosa que me chirría bastante, a decir verdad. No sabría decir de dónde viene ese cambio; la mayoría de los que jugábamos en la generación de PSX, por ejemplo, ahora ya somos mayores y con más responsabilidades. Si te gusta un juego, vas a dedicarle tiempo sea como sea; pero también es cierto que a veces sólo te apetece pasar un rato sin demasiadas complicaciones o directamente no tienes demasiado tiempo. Así que lo ideal sería mantener ambos: juegos más ligeros y otros que requieran un poco más para cuando te apetezca. Un poco como con los libros. También creo que, aunque el enfoque cinemático no está mal y queda todo muy espectacular, poco a poco los videojuegos deben encontrar su forma (o mejor dicho, sus formas) de contar historias y no simplemente llenar un juego de cutscenes y QTE.

AMANDA: Es cierto que la industria ha ido evolucionando muchísimo de un tiempo a esta parte; aunque lo de que se trate de un entretenimiento más light podría ser cierto dependiendo de de qué juego estemos hablando. No creo que el hecho de que haya más cinemáticas sea malo en un videojuego, puesto que pueden ayudar a meterte en la historia y a vivirla más (y, tal y como están las mejoras gráficas últimamente, suelen ser una pasada); pero si se abusa demasiado de ellas y eso acaba yendo en detrimento de la jugabilidad, haciendo que el juego sea más bien una película en la que de vez en cuando puedes ‘tocar cosas’ y hacer los combates de turno, son perjudiciales (sí, Final Fantasy XIII, te miro a ti). Y eso ya no es divertido. Así que supongo que en esto podríamos decir que, como todo, las cinemáticas son buenas pero en su justa medida. No estoy muy metida en la industria, pero creo que últimamente se está llevando mucho toda la cuestión de la capacidad de elegir en los videojuegos (o quizá es que juego demasiado cosas de Bioware), y realmente me gustaría que los juegos evolucionaran en esa dirección.

EVE: Está claro que, en cierto modo, una parte del sector sí ha evolucionado de esta forma. Tras la revolución que supuso el modo de juego que ofrecía Wii, muchas personas que antes no habrían tocado ni videojuego ni con un palo de 10 metros se han unido al grupo y se han convertido en consumidores, por lo que también hay que crear juegos quizá más light para este grupo de usuarios. Y también es verdad que el paralelismo entre cine y videojuegos siempre ha estado ahí, y es lógico que se intente hacer un producto más cinematográfico que permita explorar otros modos de entretenimiento, como han sido Heavy Rain o The Last of Us. Y pienso que eso no tiene nada de malo; una de las mayores virtudes de esta industria es la libertad creativa que siempre ha habido y que nos permite probar cosas nuevas. Pero tampoco creo que esto se esté aplicando a todos los juegos, porque siempre quedarán títulos más clásicos que tengan los ingredientes que siempre hemos amado en un videojuego, como por ejemplo en BioShock Infinite o en juegos más atrevidos como Catherine. Personalmente, lo único que pediría es un poco más de personalidad para tanto shooter clónico.

SERENA: Es cierto que puede que, comparados a los videojuegos más antiguos, los juegos de ahora sean cada vez más comerciales y, de alguna forma, más fáciles, pero yo no lo veo como algo necesariamente malo. Yo soy gamer desde hace muy poco (cinco o seis años, como mucho) y no me he criado pasándome pantallas imposibles y resolviendo puzzles endemoniados. A mí antes los videojuegos no me terminaban de enganchar porque me costaba mucho pasármelos, y puede que haya gente que piense que por eso soy menos gamer, pero me da igual; agradezco que haya juegos que no me tengan una semana atascada en la misma pantalla, porque entonces no me divierto. Los videojuegos llegan cada vez a más personas (¿quién no tiene una videoconsola en casa?) y es lógico que la industria trate de abarcar el máximo posible, al fin y al cabo es un negocio. Pienso que poner modos más fáciles o meter más cinemáticas (siempre que no se abusen de ellas) no arruinan un juego, sino que pueden aportar variedad.

5 - ¿Cuál es vuestro mejor recuerdo como gamers?

ABY: El momento en el que me ligué a mi novio jugando a Team Fortress 2 (trololololo). No porque juegue bien.

ADA: Uff, ¡es tan difícil quedarse con uno! Uno de ellos es pasarme Final Fantasy VIII: era mi primer RPG y yo estaba acostumbrada a cosas más estilo Tomb Raider, Resident Evil, Silent HillLo de terminar un juego al que le has echado más de 100 horas y con cuatro discos fue toda una proeza para mi yo de diez u once años, que es lo tendría entonces. O cuando mis padres me regalaron por sorpresa el Code: Veronica después de decirme que no podían comprarlo; hasta me eché a llorar de la ilusión. Más recientemente, el DLC de Citadel de Mass Effect, porque a mí esa saga me llega mucho y no hay mayor carta de amor a los fans que ese DLC.

AMANDA: El día en que acabé Final Fantasy X (uno de los primeros juegos que empecé ‘en serio’), con un nudo de emociones en el estómago, porque fue cuando descubrí que realmente me estaba gustando MUCHO eso de los videojuegos. Y que eso ya no tenía vuelta atrás:) Y si tenemos que hablar de logros videojueguiles, tengo que mencionar el día en que me acabé Resident Evil 2 e hice el combate final de la parte de Leon con éxito. ¡Me sentí muy orgullosa de mí misma, porque para aquel entonces era bastante más torpe!

EVE: Uf, hay tantos que no sabría por dónde empezar… el Final Fantasy VIII, un juego que me descubrió un mundo totalmente nuevo; el momento en el que terminé Silent Hill 2 y ya nunca encontré un juego que me hiciese sentir igual; todos y cada uno de los momentos que pasé con la saga Metal Gear; el primer momento en el que me dejaron cabalgar en Red Dead Redemption; volver a visitar la mansión de nuevo en Resident Evil: REmake; la primera vez que vi y pude subirme a un coloso en Shadow of the Colossus, y más recientemente, lo maravilloso que es BioShock Infinite.

SERENA: Han sido pocos años, pero han sido intensos así que tengo unos cuantos. Para no enrollarme mucho, me quedo con la noche que me pasé mi primer videojuego, Resident Evil 4Era época de exámenes, Ada se quedaba a estudiar en mi casa, y cuando terminábamos con los apuntes por la noche cogía el mando y hasta entrada la madrugada no lo soltaba. Así me pasé RE4, a las cuatro de la mañana con ella a mi lado ayudándome hasta el final, ¡fue genial! (Y los exámenes salieron perfectos, no os creáis XD)

6 - ¿Creéis que las mujeres jugamos de forma diferente a los hombres o que buscamos otras cosas en un videojuego?

ABY: Pues… lo dudo. Siguen existiendo juegos de Barbie, de cocinar o de cuidar bebés, pero está muy relacionado con la edad. El gusto está en la persona, y no en el sexo de la misma.

ADA: La única diferencia que yo he podido comprobar es que las mujeres normalmente tienen más interés en la historia y personajes mientras que los hombres prestan más atención a los aspectos tácticos. Pero creo que eso es una generalidad como cualquier otra que se haga cuando divides por sexos: habrá mujeres que prefieran otras cosas a la trama y/o personajes, y también hay hombres cuya prioridad en un juego es la historia. O gente que le dé importancia a ambas. No creo que en el fondo juguemos de forma distinta: todos somos personas y a todos nos gusta lo mismo, en este caso los videojuegos. Las diferencias que pueda haber son culturales y van más allá de los videojuegos: por eso tenemos esos “juegos para chicas” como los Imagina ser… porque culturalmente, es lo que se supone que les gusta a las niñas. Y a muchas les gustará porque es lo que les han vendido que les tiene que gustar. Lo mismo con niños y juegos de acción. Es la pescadilla que se muerde la cola, al final. Intentar encasillar a cada sexo en un tipo de género o en una forma de jugar es negativo para todos: que cada uno disfrute lo que le gusta.

AMANDA: En mi opinión, creo que depende más de los gustos de la persona que de si es hombre o mujer. En mi caso concreto, ya mencionaba que lo que más suele interesarme en un videojuego es que la trama tenga mucho peso y me atrape, además de los personajes. Hay gente que, por el contrario, busca videojuegos con los que simplemente divertirse con los amigos; y otra que prefiere poner a prueba su habilidad con los mandos. Y esa gente pueden ser hombres o mujeres, conozco ambos casos. En realidad, creo que no tiene que ver con si eres hombre o mujer, sino más bien qué es lo que te interesa más y qué es exactamente lo que le pides a un videojuego.

EVE: Yo creo que, por lo general, buscamos lo mismo. Es cierto que hay muchos juegos “para chicas”, pero en el fondo la gente que quiere jugar a videojuegos tiene las mismas inquietudes sea del sexo que sea: todo el mundo tiene momentos en los que quiere juegos con historia y más profundos o momentos en los que quiere acción pura y dura. Puede que haya juegos en los que el número de usuarios sea mayoritariamente de un juego, pero esto está cambiando y cada vez hay más mujeres jugadoras que buscan lo mismo que los hombres: jugar y divertirse.

SERENA: No creo que busquemos cosas distintas en un videojuego, la verdad. He hablado mucho de videojuegos tanto con hombres y mujeres y no depende del sexo sino de gustos. Hay hombres que prefieren los juegos de plataformas, hombres que prefieren los juegos de tiros y acción y hombres que prefieren los puzzles y las historias; de igual modo que hay variedad entre las mujeres. Sin embargo, muchas veces sí que jugamos de manera distinta; por poner un ejemplo, en el caso de Mass Effect, aunque tanto mis amigos como mis amigas seguimos esa saga por la historia (es decir, buscamos lo mismo en ella) la percibimos de una forma distinta y nos quedamos con cosas diferentes.

7 - ¿Os habéis sentido discriminadas en el mundillo videojueguil por ser mujeres?

ABY: No directamente. Pero internet es muy grande y siempre te encuentras con alguna broma o comentario sobre lo mal que juegan las mujeres o cosas por el estilo, cosas que por regla general no me afectan. Sin embargo, hace poco, mi novio estaba jugando a Day of Defeat (un shooter tipo Counter Strike de Valve), y había una mujer jugando. Como hablaban en inglés me costaba prestar atención a lo que decían, pero no exagero cuando digo que esta tipa tenía la palabra “vagina” en la boca cada dos minutos. Por lo poco que pude entender, una feminazi rodeada de hombres que lo único que querían era ganar la partida y les importaba un carajo si sus compañeros eran hombres o mujeres, mientras ella seguía erre que erre con las vaginas y ser mujer y blablabla. En resumen, que muchas veces son ellas mismas las que generan la discriminación, por ser tan rematadamente tontas.

ADA: En mi caso no demasiado, por suerte. Lo único que sí he vivido es esa “presión” de tener que probar que eres “buena” jugando para demostrar que me gustaban los videojuegos de verdad. Si de pequeña estaba en un grupo de amigos y era malísima jugando al Metal Gear Solid (que lo era, porque yo y el sigilo no casamos muy bien), no era mala porque simplemente no se me diese bien esa mecánica de juego. Era mala porque era una chica, y se encargaban de recordártelo, para acto seguido quitarte el mando. Porque parece que aunque yo sólo sea yo y lo lógico es que me representase a mí misma, si me sentaba delante de la consola me convertía en el paladín de todo el género femenino, y me molestaba muchísimo. No es necesario que se te den bien todo tipo de mecánicas para que te gusten los videojuegos en general, así que ser “bueno/a” no prueba nada y, desde luego, que seas de un sexo no significa que tengas que demostrar tu destreza como muestra de que te gustan los videojuegos.

AMANDA: Sé que es algo que debe abundar dependiendo de a qué gente te encuentres, pero en mi caso nunca me he sentido discriminada por jugar videojuegos y ser mujer; más bien al contrario, siempre me ha parecido que la reacción de la gente era buena.

EVE: Alguna vez oyes algún comentario o sientes que no estás al mismo nivel porque eres una chica y “las chicas no saben jugar a videojuegos”, aunque por suerte no lo he sufrido demasiado. Quiero creer que estas actitudes poco a poco se irán erradicando debido al número cada vez más grande que hay de jugadoras, así que dentro de unos años, con suerte, no tendremos que tratar estos temas.

SERENA: Para nada. A mi nadie jamás me ha hecho sentir que soy menos por ser mujer; es más, conforme me he ido metiendo en el mundo videojueguil (sobre todo gracias a Ada) todos los amigos que ya tenía de antes y jugaban a videojuegos han estado encantados en ayudarme a descubrir cosas nuevas, prestarme videojuegos y compartir opiniones conmigo.

8 – ¿Cuál es vuestro videojuego favorito (o vuestros videojuegos favoritos, que ya sé que a veces cuesta decidirse por uno…) y por qué?

ABY: Uff… Si tuviera que decir el que más veces he jugado, es el Final Fantasy X. Pero hoy en día hay muchos otros que me enganchan o me han enganchado de una manera descomunal, como Portal, Fallout o Minecraft: aunque ahora mismo estoy luchando por acabar la última batalla de Bioshock Infinite (que es una pasada de juego, por cierto). No sé, va por épocas.

ADA: ¡Sí que es difícil! Pero creo que si tuviera que quedarme con dos videojuegos (y aquí voy a hacer un poco de trampa) diría Resident Evil y Mass Effect. Resident Evil no está en su mejor momento ahora mismo, pero yo le guardo un cariño indescriptible a esa saga por temas personales, además de que ha estado conmigo desde que era una niña. Y no podemos negar que nos ha dado juegazos como Resident Evil 2 y Code: Veronica, que diría que son mis dos favoritos dentro de toda la saga. No creo que necesite decir mucho sobre Mass Effect (:P) porque es evidente que a casi todas nosotras nos encanta. ¿Pero por qué me encanta? Es una mezcla de muchos elementos que han dado en el clavo conmigo: universo grande y lleno de detalles, gameplay muy entretenido, toda la parte más rolera y la importancia de las conversaciones (yo soy de las que se paran a hablar con todo el mundo en todos los juegos), una música excelente, una historia de talla muy épica, pero sobre todo los personajes. Para mí Mass Effect son los personajes, cómo Bioware consigue que te impliques con ellos, y es lo que le da vida al resto.

AMANDA: Prometo que he intentado elegir solo uno, ¡pero no puedo! Así que, como es imposible, voy a mencionar dos (y en realidad hago bastante trampa): Final Fantasy X y la saga Mass Effect (y los elijo todos porque me veo incapaz de quedarme sólo con uno). Creo que en ambos casos los considero como ‘mis favoritos’ por motivos muy similares, aunque sean de géneros distintos: en ambos casos existe una historia con mucha fuerza, que te deja con ganas de saber más y que pone a los personajes en una situación difícil en la que tienen que dar lo mejor de sí mismos; también hay personajes a los que llegas a ‘querer mucho’ e identificarte con ellos, redondos, que tienen su propio carácter, sus motivaciones y sus ideas; y que interaccionan entre ellos, y sus relaciones y afinidades van evolucionando al mismo tiempo que la trama. Y, por supuesto, el componente ‘salvar el mundo’ nunca está de más:) No creo que pueda recomendar algo más encarecidamente de lo que recomiendo Final Fantasy X y Mass Effect.

EVE: Los más importantes para mí son dos: Silent Hill 2, porque creo que no se ha creado un videojuego más perfecto y en el que todo encaje tan a la perfección como en éste, y Final Fantasy X, porque es magia en estado puro, tiene una historia preciosa y es imposible olvidar cualquier parte de ese juego. Hay muchos más juegos que me gustan, pero estos dos son especiales para mí.

SERENA: Yo tengo tres sagas, y cada una por un motivo distinto: Resident Evil, porque fue la que me metió un poco en el mundillo (y de aquí, le pese a quien le pese, mi favorito es el 4); Assassin’s Creed, que fue la saga que me enganchó por completo y me convirtió en gamer (gracias a Ezio en el 2. ¡La primera vez que lo cogí jugué nueve horas del tirón!); y, por supuesto, Mass Effect, porque es sencillamente increíble.

9 - Sé que os encanta la saga Mass Effect (sentimiento que comparto), y que jugasteis con la comandante Shepard. ¿Creéis que es determinante que un personaje sea de tu mismo sexo para que te sientas identificado con él?

ABY: En esto soy un poco la oveja negra, porque a mi Mass Effect no me entusiasmo demasiado. Pero jugué el primero casi entero y puedo contestar a esta pregunta objetivamente. Creo que por regla general las mujeres que jueguen a estos juegos, donde puedes elegir quién eres (o al menos si eres hombre o mujer, y tu aspecto físico, como es el caso), van a elegir por mayoría ser una mujer, pero no creo que sea solo por el hecho de sentirnos más identificadas (que también es un factor), sino porque no hay muchos videojuegos en los que el protagonista -fuerte, y de rango superior como Shepard- sea una mujer, y es un punto a favor de un videojuego tener esta opción. Aun así, tampoco creo que sea importante. Un hombre jugando a Portal se va a sentir en la piel de Chell tanto como yo.

ADA: En mi opinión, eso depende del jugador y de lo que busque. A fin de cuentas, es un RPG y lo que haces es “rolear” un personaje, que no tiene por qué ser ni de tu sexo, ni tener la misma personalidad, ¡ni ser humano si hace falta! Es posible que una persona no necesite compartir género para sentirse identificado con el protagonista, y otra gente sí. Así que no creo que sea determinante para todos en general, aunque sí es posible que le suceda a una gran mayoría. Yo por lo menos prefiero jugar con personajes femeninos si tengo la opción porque, aunque nunca creo un personaje que se parezca a mí o que me “represente” en ese universo, me siento más cómoda. Quizás por algo tan tonto como que cuando se refieran a ti, lo hagan en femenino; no tanto porque me vaya a dar una visión distinta del universo, que no lo creo y, por suerte, siempre que luego juego con el personaje masculino compruebo que no hay diferencias entre uno y otro, como debe ser :)

AMANDA: No creo que el hecho de que el personaje principal sea de mi mismo sexo tenga algo que ver; en su momento también me sentí muy ‘en sintonía’ con Tidus (Final Fantasy X), con Jansen (Lost Odyssey) o con Nathan Drake (Uncharted), por poner algunos ejemplos. Hablo siempre desde una perspectiva muy personal, pero en mi caso no tiene nada que ver con su género, sino indudablemente con el carácter del personaje y, sobre todo, con su forma de reaccionar ante las cosas que le pasan: si puedo entender sus motivaciones, o por qué hace/dice una cosa y no otra; y, por supuesto, si yo hubiera hecho algo así de estar en su situación. El hecho de que sea hombre o mujer es secundario; no es una de las cosas que me influyen a la hora de ‘querer’ a un personaje en un juego, o de identificarme con él.

EVE: ¡Para nada! Si eso fuera cierto, me habría resultado imposible sentirme identificada con todos los personajes masculinos con los que he jugado. Creo que, a la hora de identificarte con un personaje, entra en juego que compartas los ideales y la determinación de ese personaje, no tanto que sea de un sexo o de otro. Eso es irrelevante. Con respecto a Mass Effect, sólo he jugado al primero de momento, pero me gustó la idea y seguramente pronto retome la saga.

SERENA: En absoluto. Como ya he dicho, Assassin’s Creed es de mis sagas favoritas y yo me siento igual de cómoda llevando a mi female Shepard que llevando a Ezio, ¡y me encanta! Si puedo elegir, como en Mass Effect o en Dragon Age, prefiero hacerme un personaje femenino por el mero hecho de que soy mujer; pero no lo necesito para identificarme con él. Yo he vivido las aventuras de Ezio como si fueran mías y cada conquista suya era un punto para mí.

10 - ¿Creéis que los videojuegos son arte?

ABY: Por supuesto. Desde quien escribió la historia hasta quien montó los trailers para promocionarlo, considero a todas esas personas que han participado en la construcción de un videojuego, son artistas de diferentes tipos. Hoy en día, hay juegos visualmente muy bonitos (muchísimos juegos indie tienen una estética increíble, por sencilla que sea), y si con eso tienes una buena historia, te estás metiendo dentro de una obra de arte.

ADA: Creo que los videojuegos tienen la capacidad de ser arte, como el cine o los cómics. Eso no significa que todos los videojuegos sean arte, igual que sucede con el cine. Pero es un medio con mucho potencial y por supuesto de ahí han salido y pueden salir grandes obras de arte, sin duda alguna.

AMANDA: ¡Indudablemente, sí! Creo que los videojuegos son una ‘nueva’ forma de arte, igual que lo puede ser una película o un libro. Dependiendo del juego, consideraremos distinto valor artístico (a nivel visual, o narrativo, por ejemplo), pero cada uno de ellos tiene algo que ofrecer en uno o más campos.

EVE: Definitivamente. Hacer un videojuego es un proceso creativo en el que entra el juego el trabajo de muchos profesionales gráficos, informáticos, escritores, dibujantes, etc. y todos ponen algo de sí mismos en el producto. Es algo que requiere mucho esfuerzo y talento por parte de los miembros del estudio, por lo que también debería considerarse arte.

SERENA: Yo creo que sí. Crear mundos tan complejos ya me parece una barbaridad, pero con las mejoras gráficas esos mundos ya no son sólo píxeles e imaginación, ahora son una realidad visual. El talento de los guionistas, los desarrolladores y los dibujantes es increíble, y está a la altura del mejor cine en todos los aspectos.

11 - Según vuestra opinión, ¿por qué la mayoría de las mujeres no está interesada en los videojuegos? ¿Creéis que se debe a la biología, a la sociedad o a un poco de ambas? ¿Qué haríais vosotras para promocionar los videojuegos entre las mujeres?

ABY: Bueno, creo que en la actualidad hay muchas más jugadoras de sexo femenino, pero si nos ponemos a hablar de por qué no les interesa… He visto argumentos de todo tipo, desde ser cosa de frikis hasta el “es una pérdida de tiempo”, siendo esa última la más habitual. Es posible que sean un poco las dos cosas, pero también pienso que esta mucho menos generalizado y hay muchas mujeres dispuestas a coger un mando o un teclado y echarse un vicio.

ADA: Estoy prácticamente segura de que si hay un motivo, es cultural. El marketing de videojuegos está en su gran mayoría dirigido a chicos jóvenes y hombres, y eso con ciertas campañas de publicidad se nota enseguida cuando el mayor reclamo es ver un par de tetas. O una tía enseñando carnaza. O alguna otra variante así y cosas más sutiles, como anuncios donde aparece el jugador y “la novia del jugador”, por ejemplo. Si nos fiamos de toda esa publicidad, ¡cualquiera diría que hay mujeres que juegan! Pero las hay, y pasamos por el aro porque te gustan los videojuegos. Pero si intentas atraer a alguien que no está familiarizado con el medio, le va a tirar para atrás: no sólo demuestra en muchos casos un nivel de inmadurez importante, sino que a nivel general es hasta de vergüenza ajena. Si vendes tu juego diciendo cuán fluido es el movimiento de los pechos de tu protagonista, me estás diciendo que tú mismo tratas tu producto, tu personaje, como un trozo de carne y ni siquiera te lo tomas en serio; y, de nuevo, que da mucha vergüenza ajena. Si yo estuviera en el otro lado, pensaría: ¿por qué quiero formar parte de un medio que sólo se ridiculiza a sí mismo, y lo hace casi constantemente tratando a mi género como si no existiera o sólo como reclamo sexual? No, muchas gracias. Los videojuegos no son un club de “sólo chicos” donde las chicas entran sabiendo a lo que se atienen: son para todo el mundo, y así es como debería publicitarse. Parafraseando un poco a David Gaider, de Bioware, la forma de hacer que más mujeres se interesen en los videojuegos no es utilizando nada específico que las atraiga, sino simplemente no espantándolas con esa actitud. Si haces un buen juego, puede gustar a todo el mundo, sin tener que hacer diferencias entre hombres o mujeres.

AMANDA: No me atrevo demasiado a hacer un análisis del motivo. Es posible que muchas mujeres no sepan que les gustan los videojuegos porque aún no los han probado (como fue mi caso durante un tiempo), o que quizá la mayoría de juegos que suelen tener más visibilidad se centran en aspectos menos atractivos para el género femenino en general, o quizá todo es culpa de los prejuicios que pueda haber. Existe quizá una idea preconcebida respecto a los videojuegos que no abarca todo lo que son hoy en día ni lo que pueden ofrecer (una historia compleja en la que puedes implicarte emocionalmente, personajes redondos, la posibilidad de elegir y crear tu propia historia, etc.), así que es posible que el desconocimiento también tenga mucho que ver. No creo que tenga tanto sentido dividir los juegos entre ‘para hombres’ o ‘para mujeres’, pero está claro que, para promocionar los videojuegos entre ellas, hace falta dar más visibilidad a todos esos aspectos y temáticas que quizá puedan serles de más interés; y, por supuesto, hacer saber que un videojuego es algo más que saber pulsar los botones adecuados en el momento preciso.

EVE: Puede que sea debido a que durante mucho tiempo se ha considerado que los videojuegos son algo para chicos y por eso también hay muchas mujeres que quizá nunca los han probado y no se sienten atraídas por ellos. También he oído a muchas decir “eso es para frikis y raritos”, pero ese es otro tema. No creo que haya que hacer nada para atraerlas, poco a poco las mujeres van dejando a atrás esos prejuicios, van probando videojuegos y se dan cuenta de que les gustan. Esa barrera del “para chicos” está desapareciendo poco a poco, así que lo único que habría que hacer es seguir como hasta ahora, centrándonos en que siga habiendo buenos videojuegos y dejando los debates sexistas que no llevan a ningún sitio.

SERENA: Sinceramente, no creo que tenga nada que ver con el sexo. Tradicionalmente, los videojuegos han estado orientados a un público masculino y puede que sí fuera algo cultural, pero eso está cambiando. Ya no sólo es que la variedad de géneros en el mundo de los videojuegos sea más amplia (es decir, hay más donde elegir) si no que las mujeres también juegan a “juegos de chicos”. Como he dicho antes, no creo que ser hombre o mujer te predisponga a nada, ni a jugar a videojuegos o a que te guste una cosa u otra; va con la persona, no con su sexo. Yo no trataría de promocionar los videojuegos entre las mujeres. Para que más gente jugara (hombres y mujeres) yo me centraría en crear grandes historias que lleguen a todos.

 

Chicas, muchísimas gracias por haberme concedido esta entrevista; sé que algunas de vosotras habéis estado liadísimas en el trabajo y aun así habéis dedicado mucho tiempo a contestar a mis preguntas. Espero que todo os vaya genial y que consigáis todo lo que os propongáis.

Y a los que me estéis leyendo, me gustaría también “entrevistaros” a vosotros. Si queréis contestar a alguna de las preguntas podéis hacerlo en los comentarios.

¡Hasta pronto!